La esposa tuvo que admitir el desliz en su despedida de soltera tras dar a luz a un niño que padece enanismo