Venezuela permite al ejército el uso de armas para reprimir manifestaciones