La Premier vende los derechos de televisión por 6.900 millones