Dolores López Gabarro admite que fue una expresión "desafortunada" y aclara que quiso decir "viva España"